Obispos de Brasil piden a países tomar “medidas serias” para salvar la Amazonía

Ante la gran cantidad de incendios forestales registrados en la Amazonía, la Conferencia Nacional de los Obispos del Brasil (CNBB) instó a los gobiernos de los países amazónicos, especialmente Brasil, a tomar “medidas serias” para salvar este territorio.

“Es urgente que los gobiernos de los países amazónicos, especialmente Brasil, tomen medidas serias para salvar una región clave en el equilibrio ecológico del planeta: el Amazonas. Este no es el momento de delirios y debacle en el juicio y el discurso”, pidieron los obispos en su comunicado publicado el viernes 23 de agosto.

El mensaje sostiene que “los incendios absurdos y otras depredaciones criminales ahora requieren un posicionamiento adecuado y una acción urgente”, y por ello “el entorno debe abordarse en los parámetros de la ecología integral, de acuerdo con las enseñanzas del Papa Francisco en su carta encíclica Laudato Si’ sobre el cuidado de la casa común”.

Los prelados resaltaron en más de una ocasión la necesidad de “levantar la voz por la Amazonía”.

“Es hora de hablar, elegir y actuar con equilibrio y responsabilidad, para que todos puedan asumir la noble misión de proteger la Amazonía, respetando el medio ambiente, los pueblos tradicionales, los pueblos indígenas, de quienes somos hermanos. Sin hacer ese compromiso, todos sufrirán pérdidas irreparables”, aseguraron.

También dijeron que se debe “levantar la voz” para actuar de forma diferente y superar “los desajustes que provienen de la intervención humana prolongada y errónea, en la que predomina la ‘cultura del descarte’ y la mentalidad extractiva”.

“El Amazonas es una región de rica biodiversidad, multiétnica, multicultural y multirreligiosa, un espejo de toda la humanidad que, en defensa de la vida, exige cambios estructurales y personales de todos los seres humanos, estados y de la Iglesia”, agregaron.

También pidieron la construcción conjunta de “un nuevo orden social y político, a la luz de los valores del Evangelio de Jesús por el bien de la humanidad, la Panamazonía, la sociedad brasileña y particularmente los pobres de esta tierra”.

En una entrevista concedida a Vatican News, el vicepresidente de la CNBB, Mons. Jaime Spengler, también advirtió sobre la necesidad de una “supervisión seria” del territorio.

“Según los expertos, el factor que mejor explica el aumento en la cantidad de focos de calor en esa región es la deforestación. Probablemente también hay otras situaciones que caracterizan los delitos ambientales y merecen atención. Estos elementos apuntan a la supervisión seria siempre necesario”, dijo el Prelado, y agregó que los órganos de supervisión tienen un “papel de liderazgo en esta área”.

Finalmente, Mons. Spengler lamentó que haya voces que aboguen “por el desarrollo de la región a través de la explotación del subsuelo, los bosques, el avance de la agricultura”.

“Se puede cooperar para el desarrollo de la región siempre que las iniciativas estén guiadas por una ética, digamos ecológica; para la responsabilidad socioeconómica y ambiental. Además, uno no puede olvidar la dignidad y nobleza de los ecosistemas de la región”, aseguró.

Cerca de 40 mil incendios se han registrado en la Amazonía del Brasil desde inicios de año, lo que significa un aumento del cerca del 80% con respecto al mismo periodo de 2018.

También se han registrado incendios en zonas boscosas de Bolivia y Paraguay, y se teme que se presenten en Perú.

Recientemente, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), publicó fotografías que muestran cómo se ven los incendios en la región desde el espacio.

La tarde del 21 de agosto, las nubes negras producidas por múltiples incendios alcanzaron la ciudad de Sao Paulo, la más grande del Brasil, oscureciendo el cielo alrededor de las 2:00 p.m. (hora local).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *